Soria. 23 de agosto de 2018

La delegada del Gobierno en Castilla y León Virginia Barcones conoce el funcionamiento de la Red de Calor con Biomasa de Soria en su visita a la central

La obra de la red se encuentra al 85% de ejecución con la posibilidad de ofrecer un 25% más de potencia

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, han visitado esta mañana la central térmica que da origen a la Red de Calor con Biomasa de Soria y han estado acompañados durante el recorrido por la planta por el consejero delegado de Rebi, Alberto Gómez Arenas.

La Red se puso en marcha el 8 de enero de 2015 y “la ejecución de obra se sitúa en la actualidad en un 85 por ciento una vez que iniciamos la expansión hacia la zona sur de la capital”, ha explicado el responsable de la empresa soriana Alberto Gómez. “Tanto es así que estamos en disposición de dar un 25 por ciento más de potencia en función de las ventas y de la demanda”.

La Inversión total de las dos fases ascendió a 14 millones de euros, con una longitud total de 28 kilómetros de tubería preaislada y un recorrido con partida de la Central Térmica detrás de El Mirón hacia el hospital Virgen del Mirón, zona norte hacia Carretera de Logroño, calles paralelas y perpendiculares, calle Las Casas, cruce hacia calle Doctor Fleming y paseo Santa Bárbara, calle Merineros y adyacentes. Baja hacia la avenida de Valladolid por calle Ávila y Cebollera, continúa por Francisco López de Gómara y alrededores, paseo de San Andrés hacia rotonda Odón Alonso. Toma dirección al instituto Castilla, calle Santa Teresa de Jesús, Manuel Blasco, Santa Luisa de Marillac. Calle Almazán, José Tudela, Ronda Eloy Sanz Villa, Duques de Soria, Venerable Carabantes y Mariano Vicén.

La construcción de la subestación de rebombeo para la zona sur ha permitido a la Red su expansión a través de “un equipo subterráneo colocado en la confluencia de Ronda Eloy Sanz Villa con Santa Luisa de Marillac con dos bombas que mueven 1.200 metros cúbicos de agua”. Ya son más de 120 las comunidades adheridas además de los edificios públicos conectados: colegios, centros de salud, instalaciones deportivas y de multiactividad, la Biblioteca Municipal, el Museo Numantino y el Mercado Municipal. Un número de usuarios total que disfrutan de la Red de 10.000 sorianos.

La Red de Calor de Soria es un revulsivo económico, social y cultural que mejora la calidad de vida. Vanguardia tecnológica. Información y formación de los ciudadanos en el uso de energías renovables. “Un modelo a replicar en nuevos lugares de destino, como estamos haciendo ya con la construcción de una nueva Red en Aranda de Duero y otra en la ciudad de Guadalajara, a la vez que desarrollamos prospecciones en muchos puntos de la geografía española para embarcarnos en otros proyectos”.

El número de puestos de trabajo creados en Soria asciende a 150 entre empleos directos, indirectos de obra civil y limpieza de montes. “Y es muy importante reseñar que Soria ha triplicado el número de Certificados de Eficiencia Energética en los últimos años gracias a la Red porque las instalaciones conectadas acceden a subvenciones de mejora de la eficiencia de las administraciones con facilidad por el simple hecho de incorporar energía térmica”.

Soria genera 15 millones de toneladas de biomasa al año, que equivale a 300.000 toneladas de petróleo, es el 20% del potencial de Castilla y León, que son 75 millones de toneladas anuales, “mientras que el consumo de astilla de la central asciende a 16.000 toneladas al año”.

Los representantes del Gobierno pudieron comprobar y conocer cómo “la temperatura a la que circula el agua por los tubos soterrados es de 90ºC, con una pérdida energética de <2% en toda la Red y una potencia de las tres calderas de biomasa de 7.000 kW térmicos cada una”. Incorpora red de fibra óptica paralela, “por lo que se convierte en la primera Red de Calor en España que conecta a todos sus clientes a través de fibra óptica con un centro de control 24 horas para atención de alarmas o emergencias,  optimización del funcionamiento de la Red, detección precoz de averías”.

Finalmente se les explicó que la de Soria, al igual que lo serán la de Aranda de Duero y la de Guadalajara cuando estén terminadas, es la central de calor más energéticamente eficiente del país aumentando el rendimiento de las calderas y el del conjunto de la instalación con un nuevo depósito de 5.000 m3 y una Máquina de Absorción de 2.000 kW que reduce al mínimo la salida de humos al exterior recuperando el calor que se expulsa por las chimeneas.

En menos de 10 años, Rebi, ha logrado hacerse un hueco en el mercado de las Redes de Calor en España. “Mientras el panorama internacional continúa decidiendo lo que debemos pagar por la energía que consumismos en función de sus intereses, los vecinos van dado la espalda a la especulación y quieren apostar por las energías renovables porque se asientan sobre la estabilidad económica, y en concreto por la energía térmica de biomasa frente a un oro negro que se agota”.

Hay que recordar que la capital soriana ha acogido este año el congreso de alcaldes en el que se disertaba en torno a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados en la Agenda 2030 en la que la protección del medio ambiente ocupa un lugar muy relevante. El uso de energías renovables como la térmica de biomasa contribuye a la lucha contra el cambio climático y la eficiencia en el uso de los recursos naturales, tal y como han reconocido Naciones Unidas.

 

Premio EnerAgen 2018

Hay que recordar que la Red de Calor con Biomasa de Soria ha recibido el Premio Nacional de Energía EnerAgen 2018 en su décima edición, que reconoce el proyecto de Rebi como ‘Mejor actuación de mejora energética en materia de Energías Renovables y Eficiencia Energética’ en España Para la concesión del galardón, EnergAgen ha tenido en cuenta que “con anterioridad al proyecto, el 85% de los edificios conectados en Soria consumían gasóleo y el otro 15% gas natural. La Red genera 80 millones de kWh/año, lo que sustituye cada año a más de 8 millones de litros de gasóleo y casi 1 millón de m3 de gas natural. La Red de Calor de Soria supone la mayor infraestructura sostenible en redes de calor con biomasa de España, ejemplo de desarrollo local con amplios beneficios medioambientales, económicos y sociales, puesto que se utiliza únicamente un recurso sostenible como es la biomasa cuyo ciclo de CO2 es nutro, lo que está evitando la emisión de más de 16.000 Toneladas de CO2/año; contribuye a la limpieza de montes, reduciendo el riesgo de incendios y evita el almacenamiento de gasoil, las descargas y su olor en la comunidades de propietarios conectadas”, señala Gómez Arenas.

El desarrollo de una conciencia social a través de la Red de Calor con Biomasa ha permitido “que los sorianos estén profundamente informados y formados en el uso de energías renovables frente a la especulación de los combustibles fósiles, y tengan conciencia también de la apuesta por la creación de empleo en el territorio donde viven con el objetivo de aprovechar los recursos endógenos para fijar población y desarrollarlo económicamente”.

 

Préstamo ‘Reindus’ 2015

La resolución de la convocatoria de Ayudas de Reindustrialización de 2015 del Gobierno de España tan solo aprobó un proyecto, una iniciativa presentada por Rebi que recibió un préstamo de 577.766 euros. Fue la única propuesta estimada,  la ubicada en la provincia presentada por la firma Recursos de la Biomasa (Rebi).

El pasado mes de julio se llevó a cabo una auditoria a cargo del responsable del servicio general de Gestión y Ejecución del Programa Reindus correspondiente al ministerio de Industria y Comercio. Emitió un informe favorable.

El proyecto contempla la incorporación de una línea de alimentación de material a las instalaciones de la planta de generación de energía térmica con biomasa de la Red de Calor de Soria compuesta por un piso móvil de descarga, cribado, pala cargadora y cintas para el trasporte de la astilla hasta el soplador que introduce dicho material en el silo. Se incluye también la correspondiente obra civil, instalación eléctrica, y programas de control y comunicación.

Por otro lado, la ayuda que se recibió se dedicó también a inversión para la fabricación  de las subestaciones de intercambio, el equipo que Rebi coloca en las salas de calderas de sus clientes y que sustituye a la caladera actual sirviendo de trasferencia de la energía que circula por el agua de la Red de Calor a 90 grados centígrados, y el circuito de los propietarios. Se adquirieron varias carretillas elevadoras, mesas elevadoras para el trabajo ergonómico, así como diversa herramienta como radiales, amoladoras, y taladros para la fabricación de las estaciones de intercambio de placas, armarios eléctricos y DE control. Además de los materiales, el destino de la ayuda que se le concedió a Rebi incluyó las asistencias técnicas externas de todo el proyecto.

Diseño web: Gesdinet