Más fotografías

 

TODAS LAS NOTICIAS

Consulte el resto de noticias de nuestra web

Todas las noticias

Mombeltrán (Ávila). 22 de julio de 2016

El cosejero de Medio Ambiente visita la planta de astillado que construye Centrales de Calor con Biomasa de Soria en Mombeltrán (Ávila)

Transformará 80.000 toneladas al año de madera procedente del Valle del Tiétar Sur de Gredos

La planta de astillado y el secadero del paraje conocido como “Dehesa de Pazos”, en Mombeltrán (Ávila) estará próximamente a pleno rendimiento. Se trata de una instalación de 11.610 metros cuadrados de plataforma en terrenos del ayuntamiento de Mombeltrán, de los que aproximadamente 5.000 metros cuadrados corresponden a la nave de producción de astillas de madera, que transformará 80.000 toneladas al año de biomasa en su primera fase que será utilizada como combustible en todo tipo de instalaciones térmicas, tanto industriales como domésticas. La potencia térmica asciende a 5,5 MW.

La empresa soriana Centrales de Calor con Biomasa ha promovido la construcción de esta planta de astillado y secado de astilla de madera a partir de Biomasa en Mombeltrán, provincia de Ávila, con un presupuesto de 3,5 millones de euros.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acompañado del presidente de la Diputación de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, el delegado territorial en Ávila, Francisco José Sánchez, y los alcaldes de Sotillo de la Adrada, Juan Pablo Martín, de Casillas, Beatriz Díaz, de Santa María del Tiétar, María Isabel Sánchez, y de La Adrada, Roberto Aparicio visitaron el ritmo de las obras de este proyecto cuyos objetivos de producción que se pretenden conseguir se sitúan en 30.000 toneladas de astilla clasificada al 18% de humedad para el primer año y un aumento progresivo hasta las 80.000 toneladas.

Entre las ventajas sociales del proyecto se encuentra la generación de empleo directo, un total de ocho puestos de trabajo, a lo que hay que sumar los empleos indirectos derivados de la construcción, así como la revitalización del medio rural en materia laboral al crear medio centenar de puestos de trabajo en torno a la limpieza de los montes y extracción de madera.

Un estudio interno llevado a cabo constata la fuerte demanda del producto en nuestro entorno de actuación, lo que llevó a la empresa a estudiar las existencias de biomasa en un radio suficientemente próximo que hace sostenible su uso.

“Esta planta se levanta en lo que consideramos como una de las mejores ubicaciones de España, ya que se encuentra en un entorno con clima continental y más de 6 millones de potenciales clientes en el referido radio de 150 km incluyendo Madrid; además de un gran potencial de consumidores industriales cuyo crecimiento se ha demostrado que es mayor incluso que el de los domésticos”, explicó el responsable de la planta, Javier Pineda.

La de Mombeltrán es la planta piloto para la construcción de una red de fábricas con capacidad de en torno a 80.000 tn/año en cada una de ellas situadas muy próxima a los centros de producción de biomasa y a su vez que su consumo se produzca en un radio máximo de 150 km.

Origen de la biomasa que se astilla

La biomasa que se utiliza en la planta tiene dos orígenes diferentes como son la de los subproductos de los aserraderos de la zona, recibiremos biomasa de las cooperativas de trabajos que estamos promoviendo en Gredos; y la resultante de los tratamientos silvícolas y de los aprovechamientos forestales. La especie principal es el pino, aunque no son de descartar otras especies como robles, encinas, castaños y fresnos siempre que cumplan con los requisitos.

“El problema actual es la gran distancia entre la zona y los consumidores industriales de este tipo de materiales, lo que eleva los costes de transporte a 17€/tn y hace inviable su explotación. Sin embargo Mombeltrán cuenta con un gran crecimiento de su masa forestal, existe una densidad muy elevada y con un alto riesgo de incendio como demuestran los frecuentes fuegos originados en los últimos años”, añadió Pineda.

La implantación de una planta como la que se pretende es un gran motor para la dinamización de los trabajos de limpieza de los montes en la zona y un gran generador de puestos de trabajo. La cantidad anual de biomasa que la planta requerirá se cifra en: 80.000 tn/año en una primera fase, ya que las existencias y potencialidades de la zona junto con la superficie de la parcela, hace que esta cantidad pueda ser superada según el desarrollo del mercado.

La importancia de la energía térmica en esta zona de la provincia de Ávila es vital para el aprovechamiento maderero. Se ha tenido en cuenta que el Valle del Tiétar cuenta con 311.000 toneladas de madera en verde, mientras que la planta transformará 80.000 toneladas.

Necesidad de aumentar la extracción de biomasa

Las edificaciones de nuevo diseño se van preparando para la instalación de equipos que permiten el uso de astillas, sobre todo en los centros de grandes consumos tal como comunidades de vecinos, residencias de ancianos, hospitales, hoteles o instituciones penitenciarias, por lo que Centrales de Calor con Biomasa de Soria cree imprescindible el establecimiento de una red de producción que satisfaga estas necesidades.

Y no solo las instalaciones de nueva construcción, sino que cada vez son más los ciudadanos que entienden la energía térmica como una alternativa de ahorro y de protección del medio ambiente sobre los combustibles fósiles y contaminantes como el gasóleo o el gas. Como ejemplo, la Red de Calor con Biomasa de Soria, la más larga de España alimentada únicamente con biomasa y que encara ya la segunda fase expansión en la capital soriana en la que cuenta ya con más de 8.000 vecinos que disfrutan de energía térmica. Empresas, edificios públicos, privados, comunidades de propietarios, piscinas, colegios, hospitales... sus gestores han entendido lo beneficios sociales, técnicos, económicos y ambientales de incluir biomasa en sus instalaciones. De la misma manera lo están entendiendo los vecinos de Aranda de Duero y otras localidades en las que la sociedad va a comenzar de inmediato la construcción de nuevas Redes de Calor, para lo que la planta de Mombeltrán se hace más que necesaria con el objetivo de manipular todos los pasos de un negocio vertical desde la extracción de la madera y recepción de la biomasa, el secado y astillado y la generación de energía a través del producto obtenido.

La planta de Mombeltrán abastecerá de pellet y astilla a las instalaciones de la Valle del Tiétar, Gredos y entornos de Madrid, se trate de pequeñas o grandes instalaciones térmicas.

 

 

Diseño web: Gesdinet